un sitio de reunión para todos aquellos que escriban o que pretendan hacerlo. sobre todo aquellos que escribimos en las sombras e, incluso, en una zona de cierta penumbra.

jueves, 19 de marzo de 2009

Los pecados


Algunas veces los escritores se llaman a sí mismos réprobos, oscuros libertinos o cosa similar, en pos de lograr dibujar o pintar para los demás (y, tal vez, para sí) la manida imagen del poeta maldito, del artista de mierda en un mundo intransigente y cruel. ¿Será que esto se popularizó con Baudelaire y todos aquellos poetas franceses del sglo XIX o la cosa vino de antes? En mi caso, para colaborar con modestia al tema, debo afirmar que me caracterizo por ser debil ante las faltas innobles, las que poco orgullo o placer dan. Con el tiempo me he adaptado al asunto, no deben pensar que ha sido fácil, pero el hombre todo lo logra, si le dan el tiempo suficiente para decidirse o para adaptarse a las cosas. Incluso uno llega a sentir que siempre tuvo el control y que la infancia y la adolescencia trancurrieron con premura, que así fue, pero con gran paz interior y sosiego, cosa nunca vista. La sociedad puede haber dejado de lado la idea de Dios, pero siempre se auxilia de la de pecado, haciendo mucho ruido mientras tanto.

No hay comentarios:

Estadísticas